English Português Français Español



jueves, 27 de agosto de 2009

Breve historia de la Capoeira Angola

“La historia de la Capoeira Angola se inicia con la llegada de los esclavos africanos a Brasil. Los negros Africanos, en el Brasil colonial, eran esclavos y en esa condición tan deshumana no les era permitido el uso de cualquier especie de arma o práctica de medios de defensa personal que pusiera en riesgo la seguridad de sus señores. Se vio, en estas circunstancias, la Capoeira […] siendo practicada a escondidas o camuflada, cautelosamente, con las danzas y músicas de su tierra natal.” - Mestre Pastinha


Junto con los esclavos africanos, a Brasil llegaron todos sus rituales y costumbres. Uno de esos rituales fue la danza de cortejo N’golo que imitaba la danza de las cebras, así como su música y sus instrumentos. Una vez que se encuentran en tierras Brasileñas, los esclavos de las diferentes etnias fueron mezclados entre ellos por los colonizadores. Dentro de este proceso de aculturación impulsado para dividir los grupos étnicos y facilitar su sumisión individual, los esclavos conseguiron conservar elementos de sus culturas respectivas y crear nuevas formas culturales, mestizas de esta convivencia. Parece que la Capoeira Angola surge de este proceso, como una mezcla con aportaciones de diferentes danzas, luchas y rituales de las diferentes etnias africanas a la cual se integraron algunos elementos europeos e indígenas.
Durante toda su historia y hasta 1930, la Capoeira Angola fue sometida a un proceso de persecución en Brasil. Fue prohibida por la ley, considerada como crimen en el código penal de la republica en 1890. Los que practicaban capoeira eran arrestados y en algunos casos incluso exiliados. A raíz de este singular contexto en el que la Capoeira Angola se practicaba de manera clandestina, se desarrollan algunas de las características que aún hoy guarda la Capoeira Angola. Una de esas características es la “malicia” que hace que el capoeirista guarde hábilmente su potencial y esconda la capacidad de sus movimientos, dotando al juego de ese estilo sorprendente y esquivo que lo caracteriza.
De esta manera la Capoeira Angola se ha convertido en una de las más auténticas expresiones de resistencia negra en Brasil. En la historia contemporánea, muchos grupos de Capoeira Angola se vincularon a movimientos sociales de defensa de los derechos de los afrodescendientes.


FILOSOFÍA DEL JOGO DE CAPOEIRA ANGOLA

La Capoeira Angola es un arte completo, válido para adultos, ancianos y niños. Contrario a lo que mucha gente pueda pensar, la capoeira es fundamentalmente una lucha, camuflada con arte, picardía y mandinga, con lo que consigue sólo ser efectiva en el momento preciso. La lucha es física pero también metafórica contra la opresión y represión de la libertad, la que sufrieron los esclavos negros en Brasil, y toda forma de represión existente en el mundo actual. La danza, canto, música, teatro, historia y filosofía son elementos fundamentales que caracterizan este arte de la Capoeira Angola. Se canta y toca para liberarnos artística y creativamente de la opresión; se teatraliza para esconder con astucia nuestra intención, y se danza para disfrutar y hacer del juego una brincadera, aparentemente divertida y sin intenciones.

Al ritmo de música de capoeira se lucha de forma encubierta, los movimientos son disimulados mediante teatro aunque el jogo practicado pueda esconder sorpresas en cuanto a la comunicación o diálogo entre capoeiristas. Así, el ataque no es realmente un ataque, la danza no llega a ser una danza, y el espectáculo se esconde en la expresión corporal, habilidad de los jugadores, las sorpresas que sean capaces de demostrar, la sinergia con la música y su comunicación con los instrumentos.
En el jogo no hay ni vencedores ni vencidos. Cada cual demuestra más o menos teatralidad, acrobacia, musicalidad y referencias a rituales. Se valora si los capoeiristas han desarrollado un diálogo mutuo mediante sus movimientos y su mandinga, pero no quién resulta vencedor, ni cuán espectaculares fueron sus acrobacias. Cada jugador busca siempre la superación personal independientemente del nivel en el que se encuentre, como metáfora de un camino muy correcto a seguir en la vida: conocerse a uno mismo, luchando contra los miedos propios y superándose, sin pisar a los demás. Por todo esto la Capoeira Angola no es sólo una actividad física deportiva, sino un arte completo que preserva las tradiciones originales de los afrodescendientes.
El ritual principal donde se manifiesta la capoeira es la roda o rueda, círculo humano metafórico de la vida, con los instrumentos (batería) que lo dirigen y jugadores de capoeira o capoeiristas en el centro. En la roda de Capoeira Angola, mientras una pareja crea su juego, todos los participantes cantan al son del berimbau (instrumento principal de la capoeira) y de quién lo toca, generalmente el maestro o persona con más experiencia. Es fundamental la comunicación entre la música y cantos con el juego, que no es coreografiado, sino improvisado, y como tal siempre es diferente, y es capaz de evocar todo tipo de sentimientos en el capoeirista y el espectador. El buen capoeirista es capaz de controlar esos sentimientos durante el jogo, y ocultar su verdadera intención, como el esclavo africano que era apaleado pero era capaz de  mantener la sonrisa, aparentemente impasible, si bien buscando el momento propicio para su huida y ocultando sus verdaderas intenciones de huída.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares